Las ventajas de cambiar la hipoteca de banco, cuánto cuesta y cuanto te puedes ahorrar

Las ventajas de cambiar la hipoteca de banco y cuánto cuesta

Repasamos cómo funciona la subrogación del acreedor y algunos consejos a tener en cuenta antes de dar el paso

 

Cambiar la hipoteca de banco es posible. Esta operación, que se denomina subrogación del acreedor, permite mejorar las condiciones del préstamo, gracias a que se puede cambiar el tipo de interés, el importe mesual de las cuotas o el plazo de amortización. Sin embargo, necesita el visto bueno de la nueva entidad y conlleva un coste. Repasamos de forma sencilla cómo funciona este cambio y qué debes tener en cuenta antes de llevarlo a cabo.

¿Qué es la subrogación del acreedor?

En un préstamo, hablamos de subrogación del acreedor para referirnos a la operación que nos permite cambiar a un prestamista por otro. Es decir, cambiar a la persona que nos ha dejado el dinero por otra. De esta forma, dejamos de tener una deuda con la primera persona y dicha deuda se transfiere a otra, que es el nuevo acreedor.

En el caso de las hipotecas, la persona que nos presta el dinero es un banco. De este modo, al hablar de hipotecas, nos referimos a la subrogación del acreedor como a la operación que nos permite cambiar nuestra hipoteca de un banco a otro.

¿Qué ventajas tiene cambiar la hipoteca de banco?

Ahora que sabemos que existe la posibilidad de cambiar una hipoteca de banco, cabe preguntarse ¿qué interés podemos tener en cambiar el préstamo? Si cambiamos el préstamo de un banco a otro, ¿lo único que cambia es que tenemos que pagar la cuota de la hipoteca en el banco B en lugar de hacerlo en el banco A?

En realidad, es más complejo. Al cambiar nuestra hipoteca de un banco a otro, transferimos el capital de la deuda. Es decir, el dinero que debemos abonar en forma de deuda. Sin embargo, al hacerlo, esto nos permite reformular las condiciones en que nos hipotecamos. En otras palabras, al realizar la subrogación del acreedor o cambiar la hipoteca de un banco a otro, tenemos la opción de beneficiarnos de las siguientes ventajas:

  • Cambiar el tipo de interés (por ejemplo, pasar de hipoteca variable a fija).
  • Cambiar las cantidades de las cuotas que pagamos cada mes.
  • Cambiar los plazos de amortización de la deuda.
  • Beneficiarnos de intereses más bajos y, en consecuencia, ahorrar en nuestra hipoteca.

De esta forma, subrogar la hipoteca cambiando de acreedor se convierte en una herramienta muy útil si queremos mejorar las condiciones de nuestra hipoteca.

¿Cómo cambiar la hipoteca de banco?

Para cambiar la hipoteca de banco, lo primero que debemos hacer es comparar hipotecas y encontrar el producto hipotecario que nos interesa. A continuación, debemos ponernos en contacto con el banco en cuestión, explicar la situación y solicitar la subrogación de nuestra hipoteca.

Una vez que realizados estos pasos, el nuevo banco procederá a estudiar nuestra solicitud y, si considera que tenemos un perfil adecuado, lo más probable es que acepte nuestra solicitud de subrogación de acreedor. Entonces, el nuevo banco iniciará los trámites pertinentes con nuestro antiguo banco para proceder a transferir la hipoteca al otro banco.

¿Cuánto cuesta cambiar la hipoteca de un banco a otro?

Hay que tener en cuenta que realizar el cambio de hipoteca de banco no suele ser gratis. En este sentido, lo más probable, es que tengamos que pagar la comisión de subrogación (que suele situarse en el 0,5%), además de la tasación y la copia de la escritura. El precio total puede variar de una hipoteca a otra y de una entidad a otra. De media, la subrogación del acreedor suele situarse en torno a unos 1.000 o 1.500 euros aproximadamente.

No obstante, hay que tener en cuenta que, a la larga, cambiar la hipoteca de banco puede llegar a representar un ahorro considerable. Por ello, a pesar del coste inicial que hay que realizar por la operación, se trata de una opción muy recomendable si queremos ahorrar en nuestra hipoteca.

¿Cuál es el mejor banco para cambiar mi hipoteca?

Hay que tener en cuenta que, actualmente, la oferta de productos y de bancos es muy amplia. Por ello, lo más recomendable es utilizar un comparador de hipotecas que nos permita encontrar aquella que mejor se ajusta a nuestras necesidades y preferencias como cliente. De esta forma, podremos tener acceso a las condiciones individuales de cada producto y escoger la que más nos permita ahorrar o la que más nos convenga por sus beneficios (plazos de amortización, tipo de interés, etc.).

Información recopilada en :https://www.idealista.com/news/finanzas/hipotecas/2022/01/24/794435-las-ventajas-de-cambiar-la-hipoteca-de-banco-y-cuanto-cuesta#xts=582065&xtor=EPR-1059-%5Bnews_daily_20220124%5D-20220124-%5Bm-12-leermas-node_794435%5D-72419139@3-%5B20220124091839%5D

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial